Ver TODOS los números de CGTe-comunica

PINCHA AQUÍ para descargar una versión resumida para imprimir

NÚMERO 13: MARZO 2015

CGTe-comunica

SINDICATO DE ENSEÑANZA DE MADRID

   
Imagen de la SEGUNDA NOTICIA

¿DE QUÉ HABLA LA DERECHA CUANDO HABLA DE LIBERTAD DE ELECCIÓN?

Al margen de los casi 3 000 000 € que nos ha costado la propaganda con la que el PP está haciendo campaña en Madrid, vendiendo las excelencias de la libertad de elección de centro educativo, conviene preguntarse ¿qué significa esta libertad de elección? ¿libertad para quién?

...sigue leyendo

Imagen de la PRIMERA NOTICIA

NO SOMOS INTERIN@S, SOMOS PROFESOR@S

descarga el cartel

¿Por qué siete plazas? ¿Por qué en años consecutivos? ¿Por qué hay más vacantes que plazas sacadas? ¿Por qué aumentar las horas lectivas, y luego obligarnos a trabajar tercios de jornada? ¿Por qué aprobar y aprobar los exámenes y volvernos a examinar una y otra vez de lo mismo que ya hemos aprobado?

...sigue leyendo

Imagen de la PRIMERA NOTICIA

8 DE MARZO: DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA
Nuestros derechos no se piden. Se luchan. Se conquistan.

Manifestación 8 de marzo
12 h Cibeles - Sol

Imagen de la PRIMERA NOTICIA

21 DE MARZO: MARCHAS DE LA DIGNIDAD
Pan, Trabajo, Techo y Dignidad

Las Marchas de la Dignidad vuelven a Madrid caminando hacia la Huelga General con el objetivo de exigir una vida con dignidad. Desde todos los puntos del estado español columnas de dignidad se movilizarán para defender el programa del movimiento 22M como paso previo a la convocatoria de la movilización general de octubre concretada en una Huelga General laboral, de consumo y social.

marchasdeladignidad.org

Imagen de la QUINTA NOTICIA

LECTURAS RECOMENDADAS

TRATADO PARA RADICALES

Saul Alinski

Traficantes de Sueños (Creative Commons)

recomendado por Pablo Martín

No hay imagen de portada disponible

Envía tu recomendación con una breve reseña a
comunicacion@cgtmadrid-ensegnanza.org

lee la reseña

Imagen de la SEXTA NOTICIA

OTRAS NOTICIAS



EL SAGRADO DERECHO DE LA LIBERTAD DE ELECCIÓN
CARTA DE UN LIBERAL

Mucho se habla últimamente sobre la libertad de las familias de elegir el centro educativo al que asisten su hijos. Por supuesto, ese derecho es innegable (siempre que uno lo pueda pagar). Como padre, tengo derecho a que no le hablen a mi hijo de temas que a no me gustan. Igual que tengo derecho a que no le metan en la cabeza ideas que no comparto, como la teoría de la evolución, que la Tierra no es plana o que la homosexualidad no es una repugnante enfermedad. Porque mi hijo es mío y tengo el derecho de que sea como yo quiero.

Mi malestar surge porque no veo a las autoridades poner en esta libertad de elección el celo que el asunto merece. ¿Por qué quedarnos en una libertad de elección educativa? ¿Por qué no extender esta libertad a todas las áreas de la vida civil? ¿Acaso no tengo derecho a poder elegir libremente a mis jueces? ¿Y si no quiero que me juzgue alguno de esos trasnochados que todavía hablan de derechos humanos? ¿No tengo derecho a que mis violaciones sean juzgadas por alguien que comparta mi visión sobre el papel de la mujer en la sociedad? ¿O que me defienda de los sindicatos un juez que comparta mi tolerancia ante la esclavitud, en sus categorías infantil, juvenil y senior? ¿Por qué me tiene que poner multas un guardia civil cualquiera y no uno que comparta conmigo el gusto por la velocidad? ¿Por qué no puedo elegir que vigile la zona azul un guardia que, entendiendo la ley de libre comercio, me reserve una plaza por un módico precio?

Como liberal que soy, reivindico también la libertad de gestionar mis empresas de acuerdo a las leyes del libre comercio. Por supuesto, en el momento en que no tenga los beneficios deseados, el Estado me debe abonar la diferencia entre mis ingresos reales y mis deseos. Afortunadamente, en este punto se está avanzando bastante. Y hablando del Estado ¿por qué tengo que pagar con mi dinero una educación o un transporte público que no uso? ¿por qué se me priva de la libertad de no pagar impuestos? También se está avanzando en este asunto, pero siguen siendo necesarios ciertos trámites engorrosos como viajar a Suiza.

Animo a las autoridades a que sigan trabajando en esta línea y no cejen en su empeño de satisfacer todos mis deseos derechos. Tengo derecho a no ver por la calle a gente que no me guste. Tengo derecho a que nadie haga chistes sobre cosas que yo considero serias. Tengo derecho a especular. Tengo derecho a invadir Polonia.

También les animo a que continúen persiguiendo implacables a todos aquellos que se niegan a entender que su libertad sólo empieza tan lejos como termine la mía. Estos son los valores que se deberían inculcar en la escuela de hoy. La educación es un buen comienzo, pero no seamos cortos de miras. Usen su imaginación, hay todavía muchas formas de extender mi libertad.

volver arriba


NO SOMOS INTERIN@S, SOMOS PROFESOR@S

¿Por qué siete plazas? ¿Por qué en años consecutivos? ¿Por qué hay más vacantes que plazas sacadas? ¿Por qué aumentar las horas lectivas, y luego obligarnos a trabajar tercios de jornada? ¿Por qué aprobar y aprobar los exámenes y volvernos a examinar una y otra vez de lo mismo que ya hemos aprobado? ¿Por qué pedirte que sepas programar cuando te tiras un curso en cuatro o cinco centros diferentes, entrando con el curso empezado, o acabado? ¿Por qué la experiencia deja de ser un valor docente?

El caso es que nos la han vuelto hacer. Sin consultarnos, sin explicarnos el porqué de esta convocatoria. A traición, anunciadas en enero, pillándonos a contrapelo. ¿Electoralismo? ¿Conchaveo con las academias? ¿Afán recaudatorio?

Como colectivo, nos llevan derrotando desde hace ya varios años. Nos quitaron el derecho a cobrar el verano, sin explicación alguna. Nos obligan a coger puestos voluntarios a media jornada o tercio de jornada. ¿Voluntarios? Si no los coges no trabajas. No nos reconocen el derecho a la remuneración por la formación, lo que es un claro agravio comparativo con el resto de compañeros. ¿Acaso no trabajamos las mismas horas, no vamos a las juntas de evaluación, no atendemos al alumnado del mismo modo que lo hacen los compañeros con plaza fija?

Pero, no olvidemos que no es un problema de cuerpos. No caigamos en el error de ellos funcionarios y nosotros interinos, enfrentándonos los unos a los otros. Es un problema de modelo laboral. La Comunidad y el gobierno de España, están claramente a favor del modelo privado de educación. A nivel laboral, eso significa la precarización de nuestras condiciones de trabajo. El aumento de horas lectivas fue un ERE encubierto que echó a la calle a la mayoría de interinos. Luego, es cierto que a algunos nos volvieron a contratar. Así, al aumentar el número de interinos y reducir la oferta de plazas, pretenden llegar a su paraíso del trabajador barato, sin derechos, y su deseada extinción del funcionariado. Nosotros somos el futuro... De la educación. Maestras cobrando por jornal, trabajando para grandes constructoras, que para diversificar su capital invierten en educación. La inseguridad como modo de vida laboral, siempre con la espada de Damocles del paro en la cabeza, no sabiendo si en septiembre volverás a trabajar, pues dependemos de los caprichos de estos diosecillos de la Consejería, a la hora de dotar de plazas a la enseñanza.

En definitiva, no olvidemos que este problema de las oposiciones es sólo una cara más del conflicto educativo y de la lucha por el empleo. Mientras no bajemos el número de horas lectivas, no se hará efectivo el reparto del trabajo. Si no vamos todas juntas a una, y lo hacemos como cuerpo separado defendiendo sólo lo nuestro, no tendremos ninguna oportunidad. La unidad de etapas y cuerpos es nuestro único camino para conseguir las mismas condiciones que los funcionarios, que nos reconozcan las mismas vacaciones, que se valore nuestra experiencia y, en resumen, nuestro trabajo. Mismo trabajo, mismas condiciones.

Hoy son las oposiciones en años consecutivos, mañana puede ser no cobrar los miércoles o los viernes. Nos llamarán vagos, ignorantes paletos que no sabemos inglés, nos obligarán a coger la media jornada y harán con nosotros cada vez más tropelías. Por ello, es imprescindible que nos organicemos.

Acabemos con la impunidad de la Consejería en nuestra vida laboral. Defendamos nuestro trabajo.

Y para ello pidamos:

volver arriba


TRATADO PARA RADICALES (Saul Alinski)
Tratado para revolucionarios pragmáticos

Saul Alinski (1909 - 1972) dedicó casi toda su vida a la organización de comunidades ( community organizing) en su lucha por los derechos sociales.En 1930 contribuyó a la creación de la primera comunidad en el barrio Back of the Yards, de Chicago, la mayoría de cuyas familias dependían de la industria cárnica cuyas inhumanas condiciones laborales y de vida se hicieron mundialmente famosas por la novela La junlga, de Upton Sinclair. Fundó la Industrial Areas Foundation, que sigue activa en la formación y organización de trabajadores/as y vecinos/as en comunidades para defender sus derechos. Escribió el Tratado para radicales en 1971 recogiendo en él todas sus experiencias.

Alinski nos cuenta en qué consiste la organización de comunidades y qué aptitudes debe adquirir un organizador o formador. Todo el libro está ilustrado con experiencias concretas de acciones llevadas a cabo por comunidades en lucha. El humor suele aparecer como arma potentísima contra los poderes establecidos, que pierden una parte importante de su capacidad de reacción ante acciones que no pueden considerarse ilegales. Dos ejemplos de esto serían el boicot de un concierto de la clase alta a base de pedos o el bloqueo de los baños del aeropuerto de Chicago por medio de hordas de gente haciendo cola para usarlos.

Son interesantes también las reflexiones del autor sobre la psicología de la organización, la lucha y el cambio. Insiste en que, antes de buscar nuevas vías o justificaciones para la lucha, es necesario ponerse en movimiento: "[...] si la gente no siente que tiene el poder de cambiar una mala situación, no pensará en ella. [...] Una vez que la gente está organizada y tiene el poder de producir cambios, comienza a pensar y a responder con preguntas a las preguntas sobre el cambio." También reflexiona sobre la reticencia al cambio aunque la situación actual sea lamentable, las justificaciones para esa reticencia y cómo los organizadores deben recibirlas y darles la vuelta.

Trata también sobre el lenguaje que conviene usar en las comunidades y con los poderes contra los que se lucha, diferentes tácticas ante distintas situaciones, la asunción de los riesgos evidentes que conlleva luchar contra el poder establecido y, en definitiva, cómo evaluar y afrontar de forma realista situaciones que se van a presentar en cualquier comunidad que se mueva. Todo ello con la perspectiva de 40 años de lucha contribuyendo a organizar comunidades y con la visión muy clara de que con organización sí se puede arrancar el poder a los poderosos.

volver arriba

COMPARTE