Ver TODOS los números de CGTe-comunica

PINCHA AQUÍ para descargar una versión resumida para imprimir

NÚMERO 3: ENERO 2014

CGTe-comunica

SINDICATO DE ENSEÑANZA DE MADRID

   
Imagen de la noticia DOS

NO A LA MILITARIZACIÓN DEL IES ALTO JARAMA

El viernes 15 de Noviembre se produjo una inaceptable intervención policial en el IES ALTO JARAMA, solicitada por la directora de este centro, María Antonia Alvárez: estudiantes de 12 y 13 años fueron obligados a colocarse en fila en un pasillo mientras un perro de la Guardia Civil les olfateaba en busca de estupefacientes. La directora llegó a nombrar en público, y delante de numerosas personas, a varios menores como presuntos “destinatarios” de esta intervención. Para el Sindicato de Enseñanza de CGT de Madrid todas estas actuaciones son inmorales y posiblemente ilegales.

...sigue leyendo

Imagen de la noticia UNO

PROHIBIDO PROTESTAR O HACER HUELGAS QUE AFECTEN A LA GENTE

En su línea de desmantelar cualquier resto de democracia que pudiera conservar nuestro sistema, el gobierno aprueba leyes que penalizan la protesta y prepara otras para que las huelgas futuras no causen ningún efecto. Evidentemente aquellos paros que no sean capaces de afectar a la sociedad se convertirán en puro folclore, incapaz de obligar a patronal y administraciones a corregir medidas inaceptables e injustas. ¡Ya está bien de que nos traten como a tontos! ¡Luchamos para que todo el mundo tenga una vida digna!

...sigue leyendo

Imagen de la noticia TRES

PRIMERAS JORNADAS DE PEDAGOGÍA LIBERTARIA

Los días 13 y 14 de diciembre CGT Enseñanza Madrid celebró las Jornadas de pedagogía libertaria. Tras ponencias a cargo de Daniel Parajuá (Conflictos en el aula y en el centro educativo) y de Pedro Uruñuela (Nuevas perspectivas en la convivencia escolar), hubo talleres para trabajar los distintos problemas de convivencia y las formas de afrontarlos en las diferentes etapas educativas.

...sigue leyendo

Imagen de la noticia TRES

LA ESCUELA PRIVADA SOSTENIDA CON FONDOS PÚBLICOS

La Red de Centros Sostenidos con Fondos Públicos que pone en el mismo lote a la Escuela Pública y a la Privada Concertada es un timo tremendo. Los conciertos educativos se están utilizando para desviar recursos económicos y alumnado, devaluando la Pública y abocándola a un carácter meramente asistencial. En CGT analizamos el papel de la Escuela Concertada

...sigue leyendo

Imagen de la noticia CUATRO

ASÍ ES LA LOMCE (II)

En los artículos 121 y 122, la LOMCE deja libre el camino para segregar al alumnado según sus resultados académicos. Además, en base a las conocidas "pruebas externas", se asignarán mayores recursos a los centros que, según la "rendición de cuentas", mejor los aprovechen. Básicamente, se pretende discriminar al alumnado con mayores necesidades y después reducir el dinero público que se les asigna en favor de otras personas que lo necesitan menos.

...sigue leyendo

NO A LA MILITARIZACIÓN DEL IES ALTO JARAMA

El pasado viernes 15 de Noviembre se produjo una inaceptable intervención policial en el IES “Alto Jarama”, situado en la localidad madrileña de Torrelaguna. Niños y niñas de 12 y 13 años que son obligados a colocarse en fila en un pasillo mientras un perro de la Guardia Civil les olfatea en busca de estupefacientes, sin que sus padres, madres o tutores legales fueran informados, estuvieran presentes o se les solicitase ningún tipo de autorización al respecto; adolescentes registrados y cacheados en una intervención solicitada de forma unilateral por parte de la directora de este centro, María Antonia Alvárez. La misma persona que, durante y después del desarrollo de esta operación policial, llegó a nombrar en público, y delante del alumnado, a varios menores como presuntos “destinatarios” de esta intervención. El mismo cargo público que días después, el lunes 25 de noviembre y durante el claustro extraordinario que sobre este tema se desarrolló en dicho instituto, leyó un informe destinado a la inspección en el que introduce graves e injuriosas acusaciones sobre el profesorado que ha criticado su actuación, tales como:

Consideramos que lo sucedido nada tiene que ver ni con la necesaria actuación preventiva hacia el consumo de drogas ni con la actitud educativa que debe ser el único objetivo de las intervenciones que sobre este tema se desarrollen en un centro educativo. Para el Sindicato de Enseñanza de Madrid de la CGT todas estas actuaciones no son sólo contrarias a los más elementales derechos y libertades de los menores, sino que también son inmorales y ajenas a lo que tendría que ser la intervención educativa con menores en un centro escolar y en un tema tan sensible y grave como éste. Una forma de proceder por parte de la directora de este centro que consideramos autoritaria, represiva, desproporcionada y fuera de lugar y que está en la línea de anteriores actuaciones suyas que demuestran su carácter antidemocrático.

Pero, si grave e inaceptable nos parece el cúmulo de despropósitos que rodea toda la actuación de la directora del IES “Alto Jarama” en este asunto, más impresentable nos parece aún el papel que han jugado otras personas e instituciones y a los que consideramos que también hay que pedir responsabilidades:

  1. La Guardia Civil debería saber que no puede actuar de la forma en que lo hizo dentro de un centro educativo y sobre menores, sin contar con la presencia de los padres, madres o tutores legales de los mismos... ¡por mucho que la directora así lo solicitara o avalara, excediéndose claramente en sus competencias! Este cuerpo policial ha incurrido, de esta manera, también en actitudes que podrían ser constituivas de delito.
  2. Tanto la Consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Dña. Lucía Figar, como el presidente de la misma. D. Ignacio González, realizaron en días posteriores declaraciones a medios de comunicación sobre esta intervención policial en las que avalaban y protegían la actuación de la directora del centro en su “lucha contra las drogas”. La consejerra llegó incluso a afirmar que ella, “de haber sido la directora, habría actuado de la misma manera”. Nuevamente, estas declaraciones nos parecen impropias de altos cargos de la administración y sólo nos las podemos explicar como producto de su desconocimiento y falta de interés por los derechos y libertades de los menores o, quizás más bien, como una nueva prueba de ese talante autoritario, represivo y ajeno a cualquier fin educativo que viene siendo “marca de la casa” de nuestro Gobierno Regional.

Por todo ello, desde este Sindicato exigimos responsabilidades a estos cargos pues consideramos que sus declaraciones incurren, cuando menos, en complicidad con una clara y evidente vulneración de derechos y libertades, de la que son víctimas unos menores de edad dentro de un centro educativo.

Asimismo exigimos que la directora del IES “Alto Jarama” sea inmediatamente cesada de todo cargo y responsabilidad en este centro.

volver arriba


PROHIBIDO PROTESTAR O HACER HUELGAS QUE AFECTEN A LA GENTE

La han llamado ley mordaza, ley de la patada en la boca y ley antiprotestas. A pesar de que son nombres apropiados, el título oficial de esta ley (“Ley de Seguridad Ciudadana”) es tan hipócrita y falso que resulta esperpéntico en quien lo utiliza, y eso lo convierte probablemente en el más adecuado para denunciar su intención. Resulta evidentísimo para cualquiera que la intención de los que han pergeñado este despropósito no es la seguridad “de los ciudadanos”, sino la “seguridad de los que abusan de todos nosotros frente a los ciudadanos que puedan quejarse”. Si los robos que han llevado a cabo unos pocos miserables y las medidas legislativas y ejecutivas de otros similares, han dejado sin trabajo, sin sanidad o educación de calidad, sin casa ni comida, sin calor en pleno invierno, a cientos de miles de personas, pues “¡que se jodan!” como exclamó en aquella ocasión la que tal vez sea la única diputada del PP que dice sinceramente lo que piensa. Pero que no se les ocurra levantar la voz para denunciar que están siendo víctimas de los desaguisados de una minoría porque les pondremos unas multas que les va a arder el pelo. Tanto da que hayan reducido la cuantía de 600.000 a sólo 30.000. ¡Como si ponen 1000 millones de multa! Es probable que simplemente no sepan cuanto dinero tenemos de verdad en nuestros bolsillos.

Por insultar a la policía que pone piedras en nuestras mochilas para poder acusarnos de violencia, que nos persigue con sus porras hasta el interior del metro cuando nos excitamos demasiado, que cubren sus números de identificación para poder ensañarse con nosotros… Por hacerles fotos cuando cometen actos violentos que llegan a causar la muerte de la gente, no sea que podamos demostrar sus abusos. Por ir a la cueva de ladrones en la que se reúnen a inventar leyes surrealistas que pretenden legalizar lo injusto, a gritarles que son unos indecentes. Si hasta la propia Unión Europea, que no son precisamente gente sensible con el malestar de la ciudadanía, está preocupada con lo abusiva que es esta ley.

Y ya han advertido de que están preparando una ley de huelga que impida que los trabajadores “tomen como rehenes a la ciudadanía”. No hay duda de que les parecemos tontos de remate. -Limitemos el derecho a la huelga (“inalienable, pilar básico de la democracia…” se llenan la boca con frases huecas) para que los paros no tengan ningún efecto. ¿Quiere usted dejar de trabajar en estos días? Pues qué bien. Nos ahorraremos su sueldo y nadie resultará perjudicado. Proteste, proteste usted, pero no haga mucho ruido.

¡Lo llaman democracia y no lo es!, hemos cantado por las calles en los últimos años. Mucha gente nos miraba extrañada cuando oían esta frase. Suponemos que se les habrá ido pasando el asombro e irán comprendiendo a qué nos referíamos. Un derecho básico de los seres humanos es la rebelión ante leyes injustas. ¡No hay derecho! ¡No obedeceremos! ¡Todo el mundo a la calle!

volver arriba


PRIMERAS JORNADAS DE PEDAGOGÍA LIBERTARIA

Presentamos un breve resumen de las jornadas. Puedes acceder a las ponencias completas aquí.

PRIMER DÍA: CONFLICTOS EN EL AULA Y EL CENTRO EDUCATIVO

En la presentación, Félix García Moriyón recordó que, desde su creación en 1812 (en España), la escuela se puede concebir como una institución de control social (junto con la cárcel y el manicomio) o bien como un instrumento para generar pensamiento crítico y libertad.

A continuación, Daniel Parajuá presentó su ponencia sobre conflictos en el aula y en el centro educativo. En ella defendió una aproximación a los conflictos que incluya la comprensión del entorno y la creación de un clima adecuado de convivencia que permita afrontarlos de forma constructiva (“educar desde el conflicto”), huyendo de las “lógicas policiales” que persiguen el respeto a las normas por miedo a las represalias.
Parece que se está normalizando la presencia de la policía en los centros, dando charlas y previniendo sobre “situaciones de riesgo”, y se está delegando en ella una parte de la educación relacionada con los conflictos. Suelen presentar los conflictos como “peligros” que hay que evitar, poniendo énfasis en lo punitivo y en la contención de los problemas, sin entrar a intentar comprender por qué ocurren o qué alternativas se pueden presentar.
Ya que los conflictos son algo consustancial a la vida en sociedad, no se trata tanto de evitarlos como de contextualizarlos en el entorno de las partes implicadas, que no son sólo educativas sino sociales. Hay que pensar en la convivencia antes de que surjan los conflictos y no como reacción a éstos. Para ello, la participación y el trabajo en equipo son fundamentales en la creación de un espacio donde convivir y de un clima que favorezca actitudes menos agresivas y más cooperativas.

Posteriormente se abrió un debate sobre el tema donde surgieron cuestiones como las dificultades para poner de acuerdo a los claustros en la forma de afrontar los conflictos, la importancia de nuestro lenguaje (castigo, partes...) en la postura que asumimos frente al alumno o el lugar en que se pone al alumnado cuando no se le da una participación real en el funcionamiento del centro.

Tras el debate, se trabajó por niveles educativos en la identificación de las fuentes de conflictos y las distintas experiencias en proyectos de convivencia y resolución de problemas.
En EDUCACIÓN INFANTIL, el entorno (cada vez hay más niños/as en menos espacio) favorece la conflictividad. La resolución de conflictos se trabaja como uno de los objetivos del curso. A veces los conflictos no surgen con el alumnado sino con las familias, debido a las diferencias entre formas de educar.
En EDUCACIÓN PRIMARIA, las principales fuentes de conflicto son los juegos, la falta de asunción de responsabilidad en tareas de grupo y, en ocasiones, odios aprendidos en casa. Otras fuentes son el nivel académico y el aspecto físico. El profesorado tiene un tiempo muy escaso para afrontarlos adecuadamente.
En EDUCACIÓN SECUNDARIA, muchos conflictos vienen de fuera del centro pero la propia asignación de los grupos “por niveles” es una fuente de problemas de convivencia. Se ponen en común experiencias positivas que incluyen el trabajo con grupos reducidos, tener un espacio donde el alumnado pueda hablar con un adulto fuera del aula, la participación de las familias y distintos sistemas de establecer “contratos” con los estudiantes.


SEGUNDO DÍA: NUEVAS PERSPECTIVAS EN LA CONVIVENCIA ESCOLAR

Pedro Uruñuela nos ofreció una presentación sobre los distintos enfoques de relación en el ámbito educativo: el modelo reactivo y el modelo proactivo. El primero, basado en la relación de dominio-suminisión, se manifiesta en la copetitividad, la excelencia selectiva, la falta de equidad, el individualismo … Este planteamiento no tiene en cuenta el entorno social, se centra en alumnos supuestamente “no adaptados”, considera el orden como un fin en sí mismo, determina que la autoridad se impone y se otorga por ley, se sirve de sanciones y castigos, considerando que son suficientes por sí mismos para el aprendizaje. Por ello promueve la heteronomía y se ocupa sólo de la violencia visible, eludiendo toda la violencia que subyace bajo las agresiones físicas o verbales.
La alternativa es un enfoque preventivo e inclusivo, es decir, proactivo, basado en un modelo de derechos y responsabilidades cuyos objetivos son la paz positiva, la dignidad de toda persona, el respeto a los derechos humanos. Se propone educar para las competencias social, emocional y ética. Se trabaja, construyéndola día a día, la convivencia positiva, las relaciones de las personas consigo mismas, con los demás y con el entorno. En cuanto a la gestión de la disciplina y de las normas, se hace necesaria la participación e inclusión del alumnado en un proceso de reflexión, toma de decisiones, aplicación y evaluación.

Después de la presentación y el turno de preguntas, se volvió a trabajar por niveles educativos para compartir propuestas concretas que apliquen los principios del modelo proactivo al trabajo en las aulas.

volver arriba


LA ESCUELA PRIVADA SOSTENIDA CON FONDOS PÚBLICOS

La escuela concertada en este país y particularmente en la Comunidad de Madrid se ha convertido en un instrumento para dar la puntilla a la Educación Pública.

En el Sindicato de Enseñanza de CGT de Madrid pretendemos analizar el asunto a lo largo de tres artículos que irán apareciendo en este medio en los próximos meses, con la intención de explicar y denunciar un mecanismo perverso que está poniendo ya, hoy día, a la escuela pública en franca retirada y la aboca a una mera función asistencial como último recurso para las clases más desfavorecidas.

Antes de abordar este tema es imprescindible insistir en la importancia social de una educación de calidad para todo el mundo. No hace falta argumentar otra vez que las familias con más cultura y más medios económicos consiguen, en igualdad de condiciones académicas, que sus hijos e hijas aprovechen mejor el proceso educativo. El informe PISA con el que tanto nos fustigan desde las esferas neoliberales lo dice con toda claridad.

Tradicionalmente el hijo del herrero ha sido herrero y la hija de la familia burguesa ha mantenido su estatus y los hijos de la aristocracia han gozado de los mismos privilegios que sus padres. Todo parece natural y así se perpetúa un sistema de castas esencialmente injusto. Aunque en algunos aspectos hemos dejado atrás esta sociedad feudal, en la práctica seguimos padeciendo muchos de sus efectos y los que nos dedicamos a la enseñanza podemos verificar cada día cómo se sigue cumpliendo que la mayoría de los estudiantes con peores resultados proceden de las clases más desfavorecidas. La mejor, y a menudo la única, forma de romper este ciclo infame es un sistema educativo que garantice el mejor desarrollo intelectual para todas las personas de forma igualitaria. ¿Obvio? No debe de serlo tanto cuando permitimos (y a veces nos aprovechamos como progenitores) que se desmantele una estructura educativa que, sin haber llegado nunca a ser muy eficaz, sí pretendía cumplir esta tarea.

Cada sociedad, cada país o comunidad autónoma, tiene la obligación moral de partirse los cuernos intentando romper la dinámica de vasos estancos que condena a la mayoría de los ciudadanos a nacer, vivir y morir en una posición precaria y sumisa, en beneficio de una minoría que se aprovecha de sus ventajas y pasa esas facilidades de padres a hijos. Muchas veces nos parece inevitable ver la existencia como una competición de todos contra todos y, en consecuencia, procuramos colocar a nuestra descendencia en las mejores condiciones de prevalecer. No queremos que los de abajo nos disputen las comodidades de las que gozamos. Parece lógico pero existen alternativas, y como sociedad tenemos el deber de organizarnos de forma colaborativa y no competitiva, y de conseguir que el beneficio de cada cuál sea también el beneficio de todos. La sociedad no tiene por qué ser como la jungla. Pretendemos que esta idea cale a todos los niveles y que los teóricos del neoliberalismo se queden solos con su darwinismo social.

Pero ¿qué razones tenemos para abominar de esta manera de las escuelas privadas concertadas? ¿Acaso no hacen una buena labor social? Hacen una labor social, es cierto, pero de ninguna manera es buena o justa.

Provenientes del antiguo sistema franquista, la concepción del “todo vale” en los colegios con tal que sean católicos y/o estatales, se ha afianzado en el sistema educativo. Se ha expulsado a otras formas de enseñanza, se ha asfixiado a pequeñas cooperativas, se ha satanizado a algunos centros públicos por ser renovadores en pedagogía. ¿Por qué esa inquina contra la enseñanza pública? En realidad se trata de un problema con dos vertientes; una ideológica (el catolicismo) y otra puramente económica (la privatización). La primera, responde a la “marca España”, arcaica, añorante de tiempos pretéritos cuando las sotanas campaban a sus anchas por colegios, hospitales, cárceles, cuarteles… puro adoctrinamiento en la fe y sus dogmas. La segunda tiene nombre raro, Bolkenstein: Se privatizará todo lo privatizable en aras del negocio particular.

Respetamos profundamente las creencias religiosas de las personas. La base de nuestro ideario es la defensa de la libertad del individuo para elegir la forma en que quiere vivir. Sin embargo sabemos que las creencias religiosas tienden a aglutinar a los fieles que las comparten en organizaciones que aspiran a ser hegemónicas y a dictar autoritariamente a toda la ciudadanía lo que debe hacer (que curiosamente suele beneficiar económicamente a las jerarquías de esas mismas iglesias). Y eso nos parece completamente inaceptable. El adoctrinamiento religioso en la mayoría de las escuelas concertadas es indecente. No podemos aceptar que los impuestos de todos estén sufragando lo que entendemos que es un lavado de cerebro sistemático a nuestros futuros conciudadanos.

¿Qué hay del derecho de las familias a elegir el ideario o la fe en que se educan sus hijos? Nadie lo cuestiona. Lo que no se entiende es el motivo por el cual ese ideario tiene que estar presente en el sistema educativo. En casa o en la iglesia recibirán la enseñanza religiosa que prefieran con total libertad y sin que sea pagada por todo el mundo, creyentes y no creyentes. Curiosamente en este aspecto no son tan defensores de la separación de los dineros del Estado para cubrir los servicios públicos, no. Para lo que les conviene justifican cada euro que les dé el Estado, que les demos todos, para sus chiringuitos. Claro, Europa ya lo dijo, privaticen, que pague el Estado (todos) y los beneficios para la empresa.

Con todo, eso no es lo peor de la escuela concertada. Lo peor es que en la práctica, y salvo contadísimas excepciones, se ha convertido en protectora de los privilegios de una clase social que, sin ser la élite económica de este país, sí se siente superior a las clases menos favorecidas y quiere marcar distancias. Esta situación nos obliga a plantarnos con todas las fuerzas contra una estructura educativa que en la práctica consolida y perpetúa las ventajas de las clases más altas (que acudirán a centros privados no concertados), con la aquiescencia de las clases medias (que irán a la concertada pagando cuotas “voluntarias”), que se va a conformar con no mezclarse con la chusma (apelotonada en centros públicos de baja calidad).

Con toda clase de trampas administrativas, presiones sociales, mentiras propaladas por los medios de comunicación y facilidades económicas sufragadas con dinero de todos, se está favoreciendo a las empresas privadas en perjuicio de la escuela pública, ante la mirada fatigada de una comunidad educativa que no se decide a reaccionar y, todo lo más, espera que las elecciones propicien un cambio de tendencia que nos permita sobrevivir a duras penas ¡Y encima teniendo que quedarles agradecidos!

¡No será un gobierno de otro color el que levante una escuela nueva, justa y eficaz, sino las familias, los docentes, el alumnado y la sociedad en general la que logre esa transformación exigiéndola con fuerza en la calle! ¡Estos conciertos educativos son inaceptables! ¡Indignaos! ¡Indignaos de una vez!

volver arriba


ASÍ ES LA LOMCE (II)

[...]

Sesenta y uno. Se añade un nuevo apartado 7 al artículo 121 con la siguiente redacción:

“7. Corresponde a las Administraciones educativas promover la especialización curricular de los institutos de educación secundaria sostenidos con fondos públicos en función de las alternativas establecidas en esta ley orgánica, a fin de que dichas Administraciones puedan programar una oferta educativa ajustada a sus necesidades.”

[...]

Esto significa que, en la Educación Secundaria Obligatoria, habrá centros que impartan el itinerario "orientado a las enseñanzas académicas" (Bachillerato, Universidad...) y otros que impartan el itinerario "orientado a las enseñanzas aplicadas" (Formación Profesional Básica, Media o Superior). Es decir, se empieza a segregar a las personas desde los 12 años para que quede claro qué papel le toca a cada uno en esta sociedad.

"Artículo 122. Recursos.

[...]

Las Administraciones educativas podrán asignar mayores dotaciones de recursos a determinados centros públicos o privados concertados en razón de los proyectos que así lo requieran o en atención a las condiciones de especial necesidad de  la población que escolarizan. Dicha asignación quedará condicionada a la rendición de cuentas y justificación de la adecuada utilización de dichos recursos."

[...]

Hasta ahora, siempre que se habla de "rendir cuentas", se está hablando de exámenes (las famosas pruebas externas, como la prueba CDI). Es decir, un centro con un porcentaje alto de alumnos poco motivados para el estudio (que ya han sido convenientemente reunidos en el mismo centro en virtud del artículo anterior) va a acabar recibiendo menos dinero que otro que no tenga alumnos de estas características (por ejemplo porque se deshaga de ellos o no los matricule).

Dado que un factor significativo en los resultados académicos del alumnado es su extracción social, de esta forma se invertirá menos dinero público en quien más lo necesita (centros educativos a los que asisten las clases populares) y más en los centros a los que asisten las clases medias y altas.

Proyecto de ley aprobado en consejo de ministros el 17 de mayo.

volver arriba

COMPARTE