Ver TODOS los números de CGTe-comunica

PINCHA AQUÍ para descargar una versión resumida para imprimir

NÚMERO 6: ABRIL 2014

CGTe-comunica

SINDICATO DE ENSEÑANZA DE MADRID

   
Imagen de la SEGUNDA NOTICIA

1º DE MAYO 2014

Los orígenes del 1º de Mayo como Día Internacional de la clase trabajadora se remontan a 1886, en recuerdo de la lucha por la jornada laboral de ocho horas, desarrollada en Chicago y que supuso finalmente el asesinato de otro trabajadores anarcosindicalistas: Geoge Engel, Samuel Fielden, Adolf Fischer, Louis Lingg, Michael Schwab, Albert Parsons, Oscar Neebe y August Spies.
ELLOS NO PUEDEN VENIR PERO TÚ SÍ

11:30 Manifestación desde la Plaza de la Beata hasta Atocha
13:30 Conciertos: Boikot, The Locos y grupo Sorpresa
Imagen de la PRIMERA NOTICIA

DE LA REPRESIÓN Y LA VIOLENCIA

Es evidente que la violencia está creciendo en España. Cada vez se ejerce con más saña desde los poderes económicos y políticos contra la ciudadanía. La violencia en la calle sólo es la parte más espectacular de un ataque general a los derechos humanos de los/as habitantes de este país. Cuando se denuncia la violencia de los/as manifestantes y se obvia el ensañamiento con el que se les reprime, condena y despoja de los derechos más básicos, se está siendo cómplice de la barbarie.

...sigue leyendo

Imagen de la TERCERA NOTICIA

MATRICÚLATE EN LA PÚBLICA ... SI TE DEJAN

Un ejemplo de la libertad del "bilingüismo en inglés", de la libertad de la Zona única y de la libertad del sistema social que premia al colegio que entra por el aro sin pensar si le hará daño al resto de colegios.

Seguimos insistiendo en la matriculación en la Escuela Pública, aunque sea más dificil estudiar en castellano en Lavapiés que en Manresa.

...sigue leyendo

Imagen de la CUARTA NOTICIA

PROGRAMA PARA LAS ELECCIONES SINDICALES DE 2014

A finales de 2014 se celebrarán elecciones sindicales. En CGT sabemos que es necesaria una mayor participación y compromiso de la gente si queremos revertir la lamentable situación en la que nos encontramos. Vamos a elaborar un programa electoral y queremos conocer las opiniones y propuestas de la Comunidad Educativa. Puedes consultar el programa de elecciones pasadas y aportar tus sugerencias aquí.
Imagen de la QUINTA NOTICIA

LA COSA ESTÁ MUY MAL
¿QUÉ VAIS A HACER LOS SINDICATOS?

Casi todo el mundo en la enseñanza pública desearía que las cosas fueran de otra manera, pero casi nadie está dispuesto a poner más esfuerzo del que ya puso en su momento. Entonces la gente mira alrededor y se pregunta quién podrá hacer el trabajo por ella. ¿Dónde están Supermán o Ghandi o Jesucristo para resolver con sus poderes mágicos esta situación desesperada? No aparecen por ningún sitio. Que los sindicatos hagan algo ¡Y rápido!

...sigue leyendo

Imagen de la SEXTA NOTICIA

ASÍ ES LA LOMCE (V)

La LOMCE establece la competitividad y la economía como motores de la educación y favorece los intereses de los centros privados a la vez que elimina la democracia en los centros públicos y la sustituye por un rígido control de la Administración a través de los directores nombrados por ella.

...sigue leyendo



DE LA REPRESIÓN Y LA VIOLENCIA

Hace ya tiempo que se vienen criminalizando y/o despreciando las protestas ciudadanas, tanto desde el gobierno como desde sus medios afines. Incluso movimientos como el 15M y Greenpeace, que desde sus orígenes han sido pacíficos y pacifistas, han sido tachados de terroristas buscando las más insospechadas y fantásticas relaciones entre ellos y otros grupos como ETA o Al-Qaeda. Hace tiempo también que casi todas las manifestaciones que sacan a la calle el descontento ciudadano terminan con violencia. Muchos colectivos han denunciado ya a los violentos: policías infiltrados que inician altercados de forma que dan una excusa a sus compañeros para agredir a la ciudadanía. Es indignante e indecente que las mismas personas que se llevan las manos a la cabeza ante la “violencia de la izquierda radical” callen miserablemente ante estas maniobras denunciadas y probadas con varios vídeos y fotos.

Otra mentira repetida varias veces por el gobierno, la policía y los medios es que la policía usa la violencia necesaria para defenderse o para evitar destrozos. NO ES VERDAD. La usan para agredir por motivos ideológicos (en la foto un policía le pega un puñetazo a un huelguista). Como se ve en este vídeo que recoge agresiones en distintas manifestaciones, los agentes de las UIP (Unidades de Intervención policial, es decir, antidisturbios) no corren ningún peligro. Sí lo corren el resto de ciudadanos/as pacíficos/as y desarmados/as.

La mayoría de las personas están hartas de ser agredidas de las más variadas formas: las echan de su casa, les quitan sus derechos, les roban su dinero y su opinión... Cuando salen a la calle a protestar se encuentran con las dos últimas formas de agresión: la física y la moral. Se encuentran frente a una banda armada que defiende los privilegios de los que les roban, y que lo hace de la forma más violenta de la que es capaz. Según la RAE, terrorismo es la “Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror”. La violencia policial no es un acto aislado, es una práctica sistemática en cada manifestación contra el poder establecido. Y lo hacen para que la gente, asustada, se vaya a su casa y no proteste. Se ajusta como un guante a la definición.
Además de su actitud en las manifestaciones, son ya varias las fotos de miembros de la policía o de la guardia civil que, estando de servicio o no, hacen manifestaciones racistas, xenófobas o, abiertamente, apología de la violencia nazi ( en la foto, un guardia civil muestra, debajo del uniforme, una camiseta que celebra el asalto a la librería Blanquerna). Incluso, algunos policías justifican matar manifestantes.

La agresión moral viene de la mano de los medios de comunicación mintiendo descaradamente sobre la importancia de las manifestaciones, sobre el origen de la violencia en éstas y sobre sus causas. La policía les ayuda en esta cadena de mentiras aportando pruebas falsas. Aquí vemos a un policía mostrando dos fotos de armas supuestamente usadas por los manifestantes de las Marchas por la Dignidad del 22M. Esta noticia demuestra que la primera arma fue requisada dos días antes de la manifestación a una persona que nada tenía que ver con ella y esta foto, que la segunda se lleva “requisando” desde 2011.

Los medios de la derecha ya han dejado bien claro que apoyan la violencia siempre que sea de su mismo sesgo político. Mientras demonizan las manifestaciones ciudadanas y defienden la actuación de la policía española, denuncian la represión de la policía en otros países como Ucrania o Venezuela. Causa vergüenza que algún periodista defienda la actuación de la UIP en España cuando a sus propios compañeros les impiden hacer su trabajo, les agreden y les amenazan. De hecho han sido ya varias las denuncias de Amnistía Internacional por la brutalidad policial y la impunidad con la que actúan (noticias en RTVE y La Sexta).

También la OSCE (Organización para la Seguridad y Cooperación Europea), en su informe del 6 de diciembre de 2013 y después de ver cómo se expulsaba a seis diplomáticos que habían venido a inspeccionar la manifestación bajo el lema “Jaque al rey”, pide a los políticos españoles en el poder que “garanticen el pleno respeto a la libertad de reunión pacífica de acuerdo con compromisos de la OSCE y otras normas internacionales de derechos humanos”. En otro informe de la misma organización se pone de manifiesto la escasa calidad de la democracia española.

Es evidente que la violencia está creciendo en España. Cada vez se ejerce con más saña desde los poderes económicos y políticos contra la ciudadanía. La violencia en la calle sólo es la parte más espectacular de un ataque general a los derechos humanos de los/as habitantes de este país. Cuando se denuncia la violencia de los/as manifestantes y se obvia el ensañamiento con el que se les reprime, condena y despoja de los derechos más básicos, se está siendo cómplice de la barbarie.

Las fotos y vídeos son de distintas huelgas, manifestaciones y concentraciones desde 2011.

volver arriba


MATRICÚLATE EN LA PÚBLICA ... SI TE DEJAN

Una historia real, del 7 de abril, que acaba con casi todo el alumnado matriculado en el IES San Isidro, que sólo había sido solicitado por 3 de 18 alumnos.

– Mamá, quiero estudiar en castellano – dijo el niño

– Anda calla, si estuviéramos en Cataluña... – respondió la madre.

– Pero mamá, es que estamos en Madrid, en Lavapiés – insiste el niño – Y mi cole no es "bilingüe" en inglés.

Se trata de la mitad del alumnado de 6º de Primaria que no van a poder elegir libremente el Instituto que querían, el IES Cervantes, otrora uno de los IES de referencia de matriculación del CEIP Santa María, en Lavapiés (Madrid). Este colegio, digno y público, ya no tiene esa libertad de la que hablan los "liberales" con su "zona única". Al alumnado de este colegio se le ha castigado por no ser bilingüe en inglés. El IES Cervantes no había admitido a ningún alumn@ de mi Centro; tan sólo y después de varios encuentros con su dirección, tres alumnas han conseguido elegir libremente ese IES. Y por cuestión de hermanos y familias numerosas.

Los niños y niñas de 6º curso del CEIP Santa María supieron la noticia un día antes de cumplirse el plazo de reclamación. El alumnado de la Pública es nuestro alumnado, es nuestro trabajo y son nuestr@s niñ@s. He aquí la libertad del "bilingüismo en inglés", he aquí la libertad de la Zona única y he aquí la libertad del sistema social que premia al colegio que entra por el aro sin pensar si le hará daño al resto de colegios. ¿El sistema de sálvese quien pueda es el que debe prevalecer? ¿Es el darwinismo social nuestro modelo? NO.

Nuestro alumnado no ha entrado por varias razones:

Seguimos insistiendo en la matriculación en la Escuela Pública, a pesar de ser más dificil estudiar en castellano en Lavapiés que en Manresa.

volver arriba


LA COSA ESTÁ MUY MAL
¿QUÉ VAIS A HACER LOS SINDICATOS?

En los dos artículos anteriores con este mismo encabezado hemos tratado de argumentar que las cosas en la Educación Pública van de mal en peor y que a poca gente ya le quedan ganas de esforzarse más, en una batalla que está resultando larga, desorganizada y poco fructífera. En estas condiciones son muchas las personas que nos hacen esa curiosa pregunta: ¿Qué vais a hacer los sindicatos? Es una pregunta que nos sorprende y que revela cuál es el fondo del problema.

Casi todo el mundo en la enseñanza pública desearía que las cosas fueran de otra manera, pero casi nadie está dispuesto a poner más esfuerzo del que ya puso en su momento. Entonces la gente mira alrededor y se pregunta quién podrá hacer el trabajo por ella. ¿Dónde están Supermán o Ghandi o Jesucristo para resolver con sus poderes mágicos esta situación desesperada? No aparecen por ningún sitio. Que los sindicatos hagan algo ¡Y rápido!

En CGT pensamos que la sociedad en general, y este sector en particular, ha perdido la cultura sindical y ya no entiende, ni se pregunta, cómo funcionan estas cosas. Y nos damos cuenta de que la culpa es de las propias organizaciones, que no hemos sido capaces de explicarlo, y especialmente de algunas otras que, además, han evolucionado junto con los tiempos y se han transformado en “empresas de servicios”, más que en agrupaciones de trabajadores y trabajadoras que se solidarizan para resistir unidas.

La lógica capitalista incluye una visión social del mundo, pero de resbaladiza argumentación. Esta línea de pensamiento considera que el beneficio económico es un bien en sí mismo, y que entregarse a su persecución es suficiente para que el bienestar vaya fluyendo de las capas más privilegiadas hasta las más humildes. De esta manera las personas deben competir entre ellas por la riqueza, el bienestar o la supervivencia, igual que deben hacerlo las empresas y los países. Esta “sana” competición mantendrá la tensión necesaria para que se produzca el progreso (financiero, claro). Los bienes públicos, la consideración de las necesidades humanas (sanidad, vivienda, educación… comida) como derechos elementales de las personas, el puesto de trabajo como un bien que pertenece a quien lo ocupa, se convierten para los/as defensores de estos principios, en rémoras de un pasado que hay que superar.

Este sistema que impera felizmente en nuestro mundo provocó, hace ya muchos años, que la clase trabajadora se viera tan asfixiada que no encontró otra manera de defenderse de la pura y dura explotación, que organizarse unas personas junto a otras y conjurarse en la defensa de cada uno de sus miembros. Es lo que se llamó Apoyo Mutuo. Si cada persona protesta y se enrabieta sólo cuando una medida concreta le afecte de manera directa, siempre llevará las de perder, pero si todo el conjunto de trabajadores/as se levanta a la vez para oponerse a los desmanes que afectan a cada individuo, entonces somos intocables y podemos imponer medidas más justas.

No son otra cosa los sindicatos. O no deberían serlo. Las primeras organizaciones sindicales eran pequeñitas y actuaban en una sola fábrica, en una mina, en una plantación, pero los intereses de los privilegiados no eran tan pequeños, y pronto se comprendió que eran necesarias organizaciones que abarcaran tanto como abarcaba la estructura capitalista. Las pequeñas organizaciones locales se transformaron en lo que ahora se conoce como Sindicatos de Clase Trabajadora. Tuvimos que hacernos más grandes, pero los problemas seguían siendo los mismos. Y las soluciones también: Si tocan a uno/a de nosotros/as, nos tocan a todos/as.

El tamaño puede llegar a ser una dificultad. Se genera burocracia, cuesta más consensuar cuál es el mejor camino, aparecen las jerarquías y las cadenas de mando, las personas ya no se conocen directamente… A veces puede ocurrir que la feroz y salvaje comadreja se transforma poco a poco en un lento e inofensivo buey que, suelto por las praderas de los intereses económicos, bien se lame. Y esto deriva en una dinámica irremediablemente perdedora. Los sindicatos ya no persiguen fieramente lograr la justicia social, la gente deja de apoyarlos y tienen, en consecuencia, menos posibilidades de presionar para lograr lo que pretenden.

Hoy en día es frecuente encontrar a personas que ven la necesidad de actuar, pero que desconfían de “los sindicatos”. Surgen aquí y allá organizaciones espontáneas de trabajadores/as que se agrupan en un momento dado para enfrentarse a una situación determinada, pero tienen que aprenderlo todo de cero, carecen de estructura, carecen de medios económicos y, lo peor de todo, carecen de personas vinculadas por un compromiso de fidelidad. Al final no son más que individuos que van a poner un esfuerzo coordinado durante una temporada y que se disgregarán cuando vean que los resultados no son inmediatos.

Es un problema. Los sindicatos ni son fiables, ni tienen fuerza ya, pero sin ellos, la clase trabajadora está vendida. Y las organizaciones espontáneas y sectoriales son incapaces de plantear una lucha contundente a medio y largo plazo.

En CGT creemos que el tamaño no es lo que ha desvirtuado a los sindicatos mayoritarios, sino la jerarquización y la falta de control democrático. Que las personas afiliadas y las simpatizantes acudan a las asambleas, asuman responsabilidades, acepten compromisos, estén bien informadas, hagan planteamientos críticos y propuestas… Participen, en lugar de esperar a que otra gente quiera hacer el esfuerzo por ellas. Los sindicatos serán capaces de hacer algo útil y contundente cuando cuenten con el apoyo mayoritario de la clase trabajadora. Hasta entonces no podremos hacer otra cosa que desgañitarnos gritándoles a unos que son unos chorizos, y a otros que por qué no nos apoyan. Y poco más.

¿Que qué vamos a hacer los sindicatos? Pues lo que las fuerzas que seamos capaces de juntar nos permitan.

¿Qué vas a hacer tú?

volver arriba

ASÍ ES LA LOMCE (V)

Tanto del preámbulo como del espíritu de la ley, se deduce la intención de incluir la educación en el sistema de mercado capitalista. En teoría, el objetivo de esta ley es acabar con el fracaso y el abandono escolar, pero ninguno de sus artículos va encaminado a ese fin. Ni el cambio de currículum, ni los cambios en la gestión de los centros ni las reválidas están justificados desde el punto de vista de mantener al alumnado en el sistema educativo hasta la obtención de un título que, desde la LOGSE, es obligatorio. Los datos expuestos a continuación se han extraído tanto de la propia ley como de un documento explicativo que publicó el Ministerio de Educación.

Algo que llama la atención son las fuentes de las que el Ministerio obtiene los datos y la interpretación que hace de ellos. Por ejemplo, achaca la tasa de paro juvenil en España (57,2% según EUROSTAT) al sistema educativo y no al sistema empresarial cuando son las empresas las que no están ofreciendo empleo, porque cada vez tienen menos trabajadores con más carga de trabajo cada uno (a esto lo llaman competitividad en lugar de explotación).
El Ministerio también cita el informe PISA 2012 y el informe PIACC 2012 (sobre personas adultas) y sólo extrae la conclusión de que los estudiantes españoles de quince años están por debajo de la media de la OCDE. Teniendo en cuenta que los adultos españoles están en el último puesto de los países analizados, parece que hay una mejoría que el Ministerio obvia. La mayoría de estos adultos vivieron su etapa de estudiantes con leyes educativas que la derecha reivindica como de gran calidad y que son anteriores a la LOGSE.

Por otra parte, la conclusión de que las pruebas externas mejoran los resultados (conclusión rebatida por gran cantidad de expertos en educación dentro y fuera de España) sale de “The Economics of International Differences in Educational Achievement”, (National Bureau of Economic Research, USA, 2010). Teniendo en cuenta que es una institución de investigación económica y no educativa, habrá que buscar su motivación en la economía, no en la calidad educativa.

Otro de los pilares de la LOMCE es la autonomía de los centros. Según el informe Panorama de la educación 2012: indicadores de la OCDE, los centros españoles tienen más autonomía que la media de la OCDE en la organización de la instrucción (los itinerarios que ofrecen), y es justo en este punto en el que la LOMCE pretende ampliar la autonomía con la especialización curricular por centros.
Además, al dar más poder al director y hacer que la elección de éste recaiga en la Administración, la LOMCE realmente está centralizando la administración de los centros públicos haciendo que pierdan esa autonomía que se supone que persigue. Por otra parte, mientras suprime la capacidad real del Consejo Escolar de tomar decisiones relegándolo a un órgano meramente consultivo, anuncia (sin explicar cómo) que se da a las familias la posibilidad de control y gestión del centro.

La LOMCE establece la competitividad como motor de la educación y favorece los intereses de los centros privados a la vez que elimina la democracia en los centros públicos y la sustituye por un rígido control de la Administración a través de los directores nombrados por ella.
Favorece unas condiciones claramente injustas y desiguales mientras potencia unas “pruebas externas” que se harán públicas en un ranking de centros y la “rendición de cuentas” que hará que se destine más dinero público a los centros con mejores calificaciones. Además de excluir del hecho educativo todo lo que no sean “calificaciones” (desarrollo del alumnado como ciudadanos, educación en valores, socialización…), garantiza que los centros privados financiados con dinero público tengan absoluta libertad para seleccionar su alumnado (hace que el acceso a los ciclos de FP dependa de criterios propios del centro y no de condiciones objetivas) e incluso que discriminen por sexo tanto la admisión como la organización de sus alumnos y alumnas, vulnerando el artículo XIV de la Constitución.

volver arriba

COMPARTE